Select Page

Otras ricas opciones para Nochebuena

Otras ricas opciones para Nochebuena

No se trata de hacer a un lado la tradición. Eso no. El moro de guandules, el lechón asado y la ensalada rusa son los platos emblemas de la Nochebuena dominicana. Simplemente es introducir otras recetas con los mismos elementos o parte de ellos que complementen o hagan más variada la rica cena y más colorida la velada navideña. Y que no sean complicados de elaborar, por supuesto.

¿La elección? Tres reconocidos chefs y autores de libros aportan las recetas: pechuga de pavo rellena, arroz con camarones acompañado con una ensalada de espárragos y repollo morado y una tentadora tarta tatín donde la protagonista es la manzana.

Pavo, arroz y tarta
La pechuga de pavo rellena es una receta de de Tomas Loyola Barberis publicada en “¡Al horno! Ahorra tiempo en la cocina” (2017).

Ingredientes
1 pechuga de pavo deshuesada y limpia

1 taza de espinacas frescas

1 manzana Fuji pelada y cortada en cubitos pequeños

1/2 taza de pasas

100  gramos de chutney de manzana o miel

1/2  taza de anacardos (cajuiles) picados

1/4  de taza de salsa de soja

1/4  de taza de whisky

1/4  de taza de aceite de oliva

2 cucharadas de mostaza Dijon

1 diente de ajo

Sal y pimienta

Preparación
Abrir  lo más posible la pechuga sin romperla. La noche anterior, dejar el pavo marinando en una fuente con la salsa de soja, el whisky, el aceite de oliva, ajo, mostaza, sal y pimienta, para que la carne quede más sabrosa. “Cuando lo vayamos a rellenar, la escurrimos con cuidado y reservamos el líquido. Extendemos la pechuga de pavo en una superficie limpia y lisa, poniendo el lado más corto hacia nosotros. La untamos con el chutney o la miel, cuidadosamente”, dice el experto.

Lavar y escurrir bien las espinacas y luego extenderlas por la mitad de la superficie del pavo, haciendo una franja horizontal en el centro. Hacer lo mismo con las manzanas, las pasas y los anacardos. Coger uno de los extremos del pavo y comenzar a enrollar evitando que el relleno se salga por los lados. Con el hilo de cocina, atar con firmeza todo el rollo del pavo y hacer nudos en los extremos. Poner el pavo en una fuente apta para el horno, verter el líquido en que fue marinado, tapar con papel de aluminio y colocarlo en el horno precalentado a 180 grados durante tres horas.

Quitar el papel de aluminio y poner el grill a fuego medio por otros 30 minutos para que se dore, vertiendo el líquido encima del pavo. Retirar del horno, contar en rodajas de 2 centímetros y ya está listo para servir.

Tarta Tatín
Este plato es de Xavier Molina Torres, publicado en “Recetas de Navidad” (2011).

Ingredientes:
4 manzanas tipo golden

1 vaso de agua

1 vaso de azúcar

1 palo de canela o vainilla

Zumo de limón

Piel de limón

6 hojas de gelatina (0 9 gramos de gelatina en polvo)

1 base de pasta quebrada (pasta brisa) o de hojaldre.

Para preparar el almíbar: Verter dos cucharadas de azúcar y el zumo de limón en una cazuela honda. Poner a fuego lento hasta que espese. Añadir el resto del azúcar y el vaso de agua. Incorporar la vainilla o la rama de canela y la peladura de la piel de limón. Llevar a ebullición e inmediatamente bajar el fuego para que espese ligeramente y para que los ingredientes aromatizantes actúen. Retirar la canela y la piel de limón. Incorporar las manzanas.

“Para ello las pelaremos, quitaremos el corazón y haremos ocho gajos de cada una”, escribe Molina. Dejar a fuego lento hasta que se ablanden, vigilando que se mantengan enteras. Retirar del fuego y reservar sin extraer de la cazuela.

Mientras: es necesario ablandar las hojas de gelatina en agua fría y coger una base redonda desechable de aluminio de veinte centímetros de diámetro y engrasarla con mantequilla.

Colocar sobre esta base redonda la base de pasta brisa u hojaldre dándole la forma del pastel y subiéndola por los bordes. Hornear a 170 grados por media hora y reservar.

Cuando el almíbar de manzana esté tibio y sin exceso de caldo, verter las hojas de gelatina rehidratadas eliminando el exceso de agua de estas. Disolverlas en el almíbar procurando no romper los gajos de manzana.

“Ahora solo resta volcar las manzanas en su caldo en la base de masa que hemos horneado. Dejamos que tome la temperatura ambiente y llevamos a la nevera. Al cabo de 3 o 4 horas tendremos un excelente pastel de manzana que muchos confundirán con la tarta tatín auténtica”.

 ARROZ CON CAMARONES
El arroz no puede faltar en la mesa de Nochebuena, pero ¿qué tal si agregamos, al tradicional moro de guandules, otro plato facilísimo de hacer? Elijamos, por ejemplo, el arroz con camarones de Julio Guzmán, tomado de “100 recetas diferentes de arroz” (2011).

Estas son las indicaciones:
Una libra de arroz marrón puesto a hervir hasta ablandar. Media libra de camarones. Limpiarlos y sacarles todas las impurezas y ponerlos en baño de jugo de dos limones lima. Luego se sofríe en una sartén. Tres dientes de ajo bien molido. Media cebolla picada. Seis cucharadas de aceite fino extra virgen, un jalapeño bien picado y sin la semilla o ají, orégano al gusto, una pimienta molida, sal del mar al gusto, 12 alcaparras y 5 tazas de agua. Mezclar todo y echar con el arroz y los camarones juntos y poner al fuego lento por 2 minutos.  Si esta receta de Guzmán te parece que no tiene mucho color, siempre tendrás la opción de acomodarla a tu gusto agregándole trocitos de vegetales.

Guzmán recomienda acompañar el arroz con ensalada de espárrago hervido y repollo morado. El sazón para esta ensalada “debe ser de un limón, una malagueta molida, un diente de ajo molido, orégano al gusto, sal al gusto, 3 cucharadas de agua y dos cucharadas de aceite fino extra virgen”.

¿Y para tomar? El experto en arroz te sugiere un refresco batido de 7 fresas, medio limón, 5 cucharadas de miel cruda y 3 tazas de agua. ¡Buen provecho!